¿Por qué hay ruedas de molino y columnas romanas en algunos edificios?

¿Por qué hay ruedas de molino en algunas fachadas sevillanas?

En el centro de Sevilla podemos encontrar empotradas en las fachadas de las casas ruedas de molino. Las ruedas de molino son piedras cilíndricas que se utilizaban para moler el trigo y obtener la harina. Pero, ¿Cómo termina la rueda de un molino en la fachada de una casa? Y sobretodo ¿Con que finalidad? Un poco llamativo ¿verdad?

En la Sevilla del siglo XVI época en la que se construyeron las casas señoriales a las que nos referimos, los constructores sevillanos comenzaron a adosar las ruedas de molino en la parte inferior de los muros exteriores para evitar el desgaste. El frágil tapial con el que se construían la casa en el siglo XVI se desgastaba fácilmente, si además sumamos que en la época no había aceras y el constante tráfico de carruajes por las angostas callejuelas del barrio de Santa Cruz, propiciaba que los guardaejes rozaran frecuentemente los muros y propiciasen un rápido desgaste.
La inexistencia en Sevilla de una cantera de piedra que abasteciese a los constructores de la época, propició que se tuviera que recurrir a otra solución. La necesidad de reforzar los muros y la falta de un abastecimiento de dura piedra para ello, llevó a los constructores a reutilizar lo que tenían a mano y encontraron la solución en las ruedas de molino.

ruedas de molino, columnas romanas, columnas en las esquinas

¿Por qué hay en el centro de Sevilla columnas romanas o fragmentos de losas de mármol en las esquinas de algunos edificios?

En el centro de Sevilla es común encontrar en cualquier rincón alguna columna romana embutida en una esquina o fragmentos de losas de mármol reforzando las esquinas de otro edificio. ¿Cuál es la razón de ser? ¿de donde proceden?

Son piedras, fustes, capiteles u otras piezas que antaño formaban parte de otros edificios o cumplían otra función. Principalmente suelen ser de época romana y visigoda, y en épocas posteriores a ésas se voliveron a emplear o reutilizar para otras edificaciones. Se conocen como “materiales de acarreo“.

Fue una práctica muy común algunos siglos atrás emplear las piedras antiguas de edificios anteriores para construir los nuevos. Fundamentalmente, las edificaciones de época romana, se convirtieron en grandes canteras durante siglos. De ahí que no sea raro ver columnas incrustadas en edificios mucho más modernos, o losas de mármol sustentando los muros de iglesias y otras arquitecturas. Eran materiales muy ricos, lo que incentivó su reutilización en otras construcciones, con el fin simbólico de demostrar el sometimiento de la cultura que había existido anteriormente.

Además tenían un carácter práctico y funcional, puesto que ya no era necesario buscar nuevos materiales en canteras alejadas del lugar de la nueva construcción, sino que ahora disponían de los materiales en edificios antiguos cercanos al lugar donde se edificaría el nuevo. De esta manera se aceleraba el proceso de construcción y, por supuesto, se abarataban los costes al reutilizar materiales.

ruedas de molino, columnas romanas, columnas en las esquinas
By |12 diciembre 2019|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove